מֶלֶךְ בְּיָפְיֹו תֶּחֱזֶינָה עֵינֶיךָ תִּרְאֶינָה אֶרֶץ מַרְחַקִּים -Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.

Lucas
23:42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 23:43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

lunes, 19 de abril de 2010

El evangelio del reino vs El otro evangelio

El evangelio del reino vs El otro evangelio
Por: Erick Simpson Aguilera


Mateo 24:14: Y será predicado este EVANGELIO DEL REINO en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. 
Gálatas 1:8: Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea ANATEMA.
Gálatas 1:9: Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea ANATEMA.

Introducción:

Cuenta la biblia de dos iniciativas fallidas que perseguían apoderarse del reino de los cielos, una angelical (la rebelión de Lucifer y la tercera parte de los ángeles), y la otra humana (la rebelión de Nimrod y la confederación que construía la torre de Babel).

En cuanto a los ángeles, ya no hay vuelta atrás, su sentencia ya ha sido dictada y su destino los alcanzará.

Con relación a la humanidad, todavía existe un camino, una escalera al cielo, basada en el plan de Dios de compartir el reino de los cielos con su creación, no de ceder su trono jamás, solo compartirlo. Apocalipsis 3:21: Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi TRONO, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su TRONO.

La ruta al reino de los cielos, ha sido establecida por Dios, fue mostrada en visión a Jacob, cuando vio la escalera que llegaba al cielo, y cuando Jesús vino a la tierra, el reino se acercó, e hizo referencia a que los primeros discípulos verían el cielo abierto y ángeles descendiendo y ascendiendo sobre el Hijo del Hombre.

De modo que, el camino que Dios dispuso para la humanidad al cielo es hacia arriba, y las rutas fallidas de los que quieren llegar al reino celestial a su manera, es hacia bajo, como les sucedió a Lucero y a Nimrod.

Hoy en día, nos encontramos en un punto culminante en la historia de la humanidad, y estas dos fuerzas siguen llamando al hombre y a la mujer, a seguir el camino para llegar al reino de los cielos. Dios lo hace por medio del evangelio del reino, y el ángel que cayó del reino celestial a la tierra, insiste en decirle al hombre que el sabe como llegar por otra ruta, y para ese fin, le ofrece un nuevo camino, denominado, el otro evangelio.

Dios tiene sus voceros, sus siervos que predican el evangelio del reino tal y como nos fue encomendado por Jesús y los verdaderos apóstoles, y el diablo tiene a sus falsos apóstoles que venden su otro evangelio de la misma manera que les dijo a nuestros primeros padres en el huerto del Edén, no moriréis, seréis como dioses, y como también le dijo a Jesús, para que vas a cargar una cruz y sufrir, toma todos los reinos y riquezas del mundo, yo te los doy si postrado me adorares, esta ruta es mas corta síguela, es mas facil y mas divertida síguela, y así engatusan y embaucan a muchos incautos "cristianos" que están vendiendo su primogenitura por un plato de lentejas y están vendiendo al Señor que los rescató por la vil plata.

¿Cuál de los dos evangelios seguirás tú?

Quizás digas, y, ¿cómo puedo distinguir el evangelio del reino, del otro evangelio, cómo puedo estar seguro que mi líder o pastor me esta predicando y enseñando una propuesta recta o una torcida?

Analicemos ambos caminos a la luz de las escrituras para despejar toda duda:

I- El evangelio del reino:

1. ¿Qué es el evangelio del reino?

El evangelio del griego εὐανγέλιον euanguélion, significa anunciar buenas nuevas («evangelizar») específicamente el evangelio:- noticia, nueva, predicar, evangelio, anunciar, bueno.

2. ¿Cuál es la buena noticia que se anuncia en el evangelio del reino?

Que Dios se hizo hombre, que murió por nuestros pecados, que resucitó de entre los muertos, que ascendió a la diestra del Padre e intercede por su pueblo como un abogado, que los que acepten el sacrificio de Jesús son hechos hijos de Dios y coherederos de Cristo en el reino celestial, que el sello de garantía que demuestra que fuimos aceptados como ciudadanos del reino de los cielos, es el Espíritu Santo de la promesa que enviará el Padre a todos los que  acepten a Cristo, y, que Jesús viene de nuevo a cumplir todas las promesas hechas y darle su herencia a los que lo aceptaron como Rey y Señor, y que estaremos con Dios por la eternidad habitando en su reino. Resumen, que Jesús es el camino, la verdad y la vida, y, que nadie viene al padre sino por él.

Tremenda noticia, la humanidad debe enterarse de esta buena nueva.

1Timoteo 3:16: E indiscutiblemente, grande es el MISTERIO DE LA PIEDAD: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga VIDA ETERNA.

Juan 7:39: Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.
Juan 14:26: Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

Efesios 1:13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,
Efesios 1:14: que es las ARRAS DE NUESTRA HERENCIA hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

Hechos 2:32: A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.

Hechos 1:11: los cuales también les dijeron: VARONES GALILEOS, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Hechos 7:56: y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la DIESTRA de Dios.

Colosenses 3:1: Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la DIESTRA de Dios.

Juan 2:1: Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, ABOGADO tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Apocalipsis 22:12: He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

4. ¿Qué caracteriza al evangelio del reino?, ¿cómo es ese camino, esa ruta al reino de los cielos?

Es un camino estrecho, difícil, similar a llevar una cruz, es una ruta de negación, de santidad, de aflicción, de prueba, es una travesía por el desierto, una peregrinación a la tierra prometida, a la ciudad con fundamentos cuyo arquitecto es Dios.

Mateo 7:13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;

Mateo 7:14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Juan 16:33: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, YO HE VENCIDO AL MUNDO.

Mateo 16:24: Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Hebreos 12:14: Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

1 Pedro 2:11: Amados, yo os ruego como a extranjeros y PEREGRINOS, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma.

Hebreos 11:9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa;  
11:10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

Los hijos de Dios, ciudadanos del reino, están en el desierto del mundo caído, no porque sean de aquí, sino con una misión que llevar a cabo, alumbrar en medio de las tinieblas para que otros encuentren el camino, ser luz y sal de la tierra, testigos del evangelio, de modo que, no deben aferrarse a este mundo, son forasteros, peregrinos y extranjeros, no deben afanarse en hacer riquezas terrenas, reinos terrenales, no deben acomodarse ni sentirse bien y a gusto en esta tierra, solo deben cumplir la gran comisión manteniendo siempre la vista en la patria celestial, en el Dios y Padre y en el retorno del Rey Jesús a la tierra.

Juan 17:14: Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque NO SON DEL MUNDO, como tampoco yo soy del mundo.

Juan 17:16: NO SON DEL MUNDO, como tampoco yo soy del mundo.

Marcos 16:15: Y les dijo: ID POR TODO EL MUNDO y predicad el evangelio a toda criatura.

Hechos 1:8: pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Mateo 5:14: Vosotros sois LA LUZ DEL MUNDO; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Mateo 5:13: Vosotros sois LA SAL DE LA TIERRA; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Mateo 6:19: No os hagáis TESOROS EN la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;
Mateo 6:20: sino haceos TESOROS EN el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
Mateo 6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Filipenses 3:20: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo.

Colosenses 3:1: Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad LAS COSAS DE ARRIBA, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
Colosenses 3:2: Poned la mira en LAS COSAS DE ARRIBA, no en las de la tierra.

Hebreos 11:13: Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y PEREGRINOS sobre la tierra.

En esta travesía por el desierto, en este camino estrecho con la cruz a cuestas, sufriendo penalidades, no estamos solos, el Espíritu Santo, el Consolador, es nuestra fuerza, nuestro guía y nuestra vida. Es el Dios vivo que nos pastorea en el desierto rumbo a la patria celestial, como hizo con el pueblo de Israel en su peregrinación por el desierto.

Juan 14:18: No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
Juan 14:26: Mas EL CONSOLADOR, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
Juan 15:26: Pero cuando venga EL CONSOLADOR, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.
Juan 16:7: Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, EL CONSOLADOR no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

II- El otro evangelio:

1. ¿Qué es el otro evangelio?

El otro evangelio, se parece al evangelio del reino como la cizaña se parece al trigo, usa terminología cristiana, usa el nombre de Jesús, reconoce las doctrinas fundamentales, pero, esta leudado, esta adulterado, contaminado, mixeado con filosofías huecas y sutilezas mundanas muy difíciles de percibir a simple vista para los que no dominan las escrituras.

Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

2. ¿Qué noticia anuncia el otro evangelio?

En el otro evangelio, aunque reconocen las doctrinas cristianas, cantan alabanza y adoración, y usan la biblia, casi no se habla de la buena noticia, de aceptar a Cristo, de arrepentirse de los pecados, ni de la llenura y frutos del Espíritu Santo, ni de la santidad necesaria para ver a Dios, no se denuncia el pecado, no se hace énfasis en la necesidad de alumbrar con buenas obras, con un buen testimonio a los que van en tinieblas, no se hace hincapié en que no debemos aferrarnos a este mundo temporal porque Cristo viene ya, y que solo somos peregrinos y extranjeros que estamos de paso cumpliendo una misión, no se enfatiza las moradas celestiales, ni las promesas de vida eterna en la presencia de Dios, etc.

Es un evangelio donde se mueve otro espíritu, el espíritu del mundo, del entretenimiento y show, del deleite, de los placeres, de las riquezas terrenas, de la carne.

1 Corintios 2:12: Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido.

2 Corintios 11:4: Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u OTRO EVANGELIO que el que habéis aceptado, bien lo toleráis.

2 Pedro 2:13: recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de DELEITES cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.

Santiago 5:5: Habéis vivido en DELEITES sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza.

3. ¿Qué caracteriza al otro evangelio?, ¿cómo es ese camino, esa supuesta ruta al reino de los cielos?

El otro evangelio se caracteriza por ser permisivo, fácil, un camino ancho, sin cruz a cuestas, sin negarse a si mismo, sin aflicciones, un lecho de rosas lleno de riquezas materiales terrenas, en este "evangelio" los creyentes son ciudadanos terrenales que conquistarán según ellos las naciones, es decir, no están de paso cumpliendo la gran comisión, se sienten a gusto en este mundo maldito en tinieblas y caído, se sienten como en casa, y no les interesa que Cristo venga a dañarles la fiesta, de hecho, ni siquiera hablan de la segunda venida del Señor, ni de la necesidad de estar velando y orando porque el Rey esta a las puertas, ni le recuerdan al pueblo que se guarde en santidad renunciando al pecado para estar listos a partir a la patria celestial con el Rey de Reyes y Señor de Señores.

Es un "evangelio" donde el énfasis no es Dios, sino el hombre, donde el ego humano esta sentado en el trono, donde lo importante es acumular riquezas, disfrutar de éxito terrenal, vivir en deleites y disfrutar la vida, sin pasar por las penalidades que una vida de santidad, negación y evangelización conlleva.

Aquí, en este evangelio no hay cruz que cargar, los "creyentes" tienen un pacto de no agresión con el diablo, no son combatidos por el enemigo, ni probados, son aceptados y admirados por la sociedad, todo el mundo habla bien de ellos.

En resumen, se trata de un evangelio lite, artificial, superficial, donde el hombre es el centro de atención, donde las riquezas terrenas son el norte a seguir, donde no hay que negarse a si mismo, ni hablar de pecado, ni que Cristo viene ya, ni de santidad, para no incomodar a la congregación ni al diablo, donde los "creyentes" guiados por sus falsos apóstoles y pastores, quitan la mirada de las cosas de arriba y se concentran de lleno en las de la tierra, donde se cambia de ciudadanía y se sienten a sus anchas y en casa en este mundo perdido, donde el entretenimiento reina, y donde todo es una alegría ficticia basada en el bienestar económico y en el acallar la conciencia ante el pecado reinante que practican, donde renuncian a cargar la cruz de la negación a uno mismo y le dan rienda suelta a sus apetitos desmedidos y a sus bajas pasiones, que después acallan realizando una ofrenda al mercader de la fe que los guía rumbo al infierno.

Filipenses 3:18 Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo;
3:19 el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal.
3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo.

Lucas 12:45 Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse,
12:46 vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles.

Lucas 6:26: ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los FALSOS PROFETAS.
 
Romanos 12:2: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Conclusión

Solo hay una ruta, un camino, una escalera al cielo, el evangelio del reino, el cual se resume en un nombre que es sobre todo nombre que se nombra en este siglo y en el venidero: Jesús.

Si quieres heredar la vida eterna y gozar las riquezas celestiales, y la presencia viva de Dios, debes seguir el evangelio del reino tal y como fue enseñado en la biblia por Jesús y los apóstoles, esa es tu única garantía para no extraviarte en el camino.

El otro evangelio conduce a la perdición eterna, conduce a las tinieblas, ofrece solo placeres, e ilusión temporal, riqueza terrenal y pasajera, pero su fin es camino de muerte, porque su artífice ya esta condenado y no puede ofrecer nada hacia arriba, solo hacia abajo.

Si andas en el camino estrecho del evangelio del reino mantente firme que tu redención esta cerca, y sin andas en el camino amplio del otro evangelio, escapa por tu vida que queda poco tiempo. Jesús viene ya.

Proverbios 14:12: Hay camino que al hombre le parece derecho;
Pero su fin es CAMINO DE MUERTE.

Juan 14:6: Jesús le dijo: YO SOY EL CAMINO, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Jeremías 21:8: Y a este pueblo dirás: Así ha dicho Jehová: He aquí pongo delante de vosotros camino de vida y CAMINO DE MUERTE.

Dios les bendiga ricamente.

Vive YHWH en cuya presencia estoy.

Erick


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada