מֶלֶךְ בְּיָפְיֹו תֶּחֱזֶינָה עֵינֶיךָ תִּרְאֶינָה אֶרֶץ מַרְחַקִּים -Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.

Lucas
23:42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 23:43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

domingo, 25 de abril de 2010

Jesucristo el Único Dios Verdadero

Jesucristo el Único Dios Verdadero
Por: Erick Simpson Aguilera

Isaías 45:5 Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste,
Isaías 45:6 para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo.
Isaías 45:22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.
Isaías 45:23 Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada: Que a mí se doblará toda rodilla, y jurará toda lengua.
Isaías 46:9: Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y NO HAY OTRO Dios, y nada hay semejante a mí.

Introducción:

La mente humana, por su naturaleza y limites no puede concebir el por qué de la existencia de un ser Todopoderoso, Todosapiente, Omnipresente, etc., debido a que nosotros como seres creados que somos, tenemos un principio y un fin, nacemos y morimos, es decir, estamos sometidos a la las leyes naturales de tiempo y espacio. Salmos 19:13. Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. 14. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. 15. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. 16. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas, que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas. 17. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos!

De manera que, no entendemos como es que hay un ser que siempre ha existido, que todo lo creo, que todo lo sabe, que todo lo ve; nuestra mente finita no puede entender tanta grandeza, simplemente las fronteras de la razón humana no trascienden hasta la esfera de la divinidad, nos quedamos cortos ante la majestad de Dios.

Ante este dilema, los que somos humildes reconocemos nuestra pequeñez como seres creados y la grandeza del Dios Vivo Creador de los cielos, la tierra y la humanidad, y, los que carecen de humildad, se constituyen en sus propios dioses, e inventan cualquier teoría insostenible para tratar de negar la existencia innegable de Dios. Romanos 11:33: ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán INSONDABLES son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

El tema es que, ya sea que optemos por un camino u otro, no podemos evitar cuestionarnos acerca del mas sublime y grande de los seres, a saber, El Creador de todo, El Dios Vivo y todopoderoso, Jesús de Nazaret. Job 5:8. Ciertamente yo buscaría a Dios, y encomendaría a él mi causa; 9. El cual hace cosas grandes e inescrutables, y maravillas sin número.

Algunos dirán, y ¿cómo se te ocurre sugerir que Jesús es el Dios Creador de todo, si solo fue un hombre que fue ejecutado?, y el hecho que, los cristianos crean que fue un plan de rendeción, no me obliga a mi que no soy cristiano a creer en esa doctrina. De modo que, Jesús para mi fue solo un hombre y no le pedi morir por mi, ni me interesa su enseñanza y doctrina.

Bien, esa es la posición de mucha gente, pero, esa opinión no implica que, tengas garantizada una ruta alterna para vivir eternamente, o que puedas vencer a la muerte, tampoco implica que, lo que Jesús dijo acerca de si mismo sea mentira.  Independientemente de lo que nosotros pensemos o dejemos de pensar sobre el particular, seguimos siendo seres mortales, sometidos al tiempo (podemos morir en cualquier momento) y al espacio (hoy estamos en este espacio terrenal y mañana puede que no) y a todos nos llegará la hora de enfrentar la eternidad, y llegado el momento, no valen orgullos baratos ni razonamientos humanos, de manera que, mas nos vale tomar en cuenta lo que dijo Jesús de si mismo y de nosotros la humanidad, y tomar una decisión en consecuencia, con las repercusiones que dicha decisión conllevan. Eclesiastés 8:8: No hay hombre que tenga POTESTAD sobre el espíritu para retener el espíritu, ni POTESTAD sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra, ni la impiedad librará al que la posee.

Por tal motivo, es imprescindible plantearnos las siguientes interrogantes:

1. ¿Qué dijo Jesús respecto de si mismo?

Juan 8:12. Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Juan 6:35: Jesús les dijo: Yo soy el PAN DE VIDA; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Juan 4:13. Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;
14. mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Juan 10:11: Yo soy EL BUEN PASTOR; EL BUEN PASTOR su vida da por las ovejas.

Juan 10:14: Yo soy EL BUEN PASTOR; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.

Juan 14:6: Jesús le dijo: YO SOY EL CAMINO, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 11:25. Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
26. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
27. Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.

Juan 10:7: Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: YO SOY LA PUERTA de las ovejas.
Juan 10:9: YO SOY LA PUERTA; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Apocalipsis 1:8: YO SOY el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

2. ¿Qué dice la biblia acerca de Jesús?

Hechos 2:32: A este JESÚS resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.

Hechos 2:36: Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este JESÚS a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.

Juan 1:1: En el principio era el VERBO, y el VERBO era con Dios, y el VERBO era Dios.
Juan 1:14: Y aquel VERBO fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
Juan 3:18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Juan 3:19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Juan 3:20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.
Juan 3:21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

1 Timoteo 2:5: Porque hay un solo Dios, y un solo MEDIADOR entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

Hebreos 12:24: a Jesús el MEDIADOR del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.

Hechos 4:11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.
4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

1 Juan 4:15: Todo aquel que confiese que JESÚS es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

1 Juan 5:1: Todo aquel que cree que JESÚS es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él.

1 Juan 5:5: ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que JESÚS es el Hijo de Dios?

Romanos 10:9: que si CONFESARES CON TU BOCA que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Hechos 2:21: Y todo aquel que INVOCARE EL NOMBRE del Señor, será salvo.

Romanos 10:13: porque todo aquel que INVOCARE EL NOMBRE del Señor, será salvo.

3. ¿Qué hace diferente a Jesús de otros personajes como Buda, Mahoma o Khrisna?

Entre otras cosas, qué Dios anunció por medio de sus profetas la vida del Mesías en detalle, miles y cientos de años antes que naciera, y dichas profecías se cumplieron en Jesús, a saber:

a. Nacería de una virgen:

750 a 680 a.C.Isaías 7:14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Cumplimiento:

Mateo 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
1:21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.
1:22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:
1:23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

b. Nacería en Belén:

540 a 690 a.C.Miqueas 5:2 Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.

Cumplimiento:

Lucas 2:1 Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.
2:2 Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria.
2:3 E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.
2:4 Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;
2:5 para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta.
2:6 Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.
2:7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

c. Sería anunciado por un mensajero de Dios (Juan el Bautista):

750 a 680 a.C. Isaías 40:3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.
40:4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane.
40:5 Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.

450- 400 a.C. Malaquías 3:1 He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Cumplimiento:

Mateo 3:1 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,
3:2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
3:3 Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.

Juan 1:19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?
1:20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.
1:21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No.
1:22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
1:23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.

d. Haría milagros: 750 a 680 a.C.

Isaías 35:4 Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará.
35:5 Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán.
35:6 Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.

Cumplimiento:

Mateo 9:35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Lucas 7:22: Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: LOS CIEGOS VEN, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;

e. Anunciaría las buenas nuevas: 750 a 680 a.C.

Isaías 61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
61:2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados.

Cumplimiento:

Lucas 4:14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.
4:15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.
4:16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
4:17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos;
4:19 A predicar el año agradable del Señor.
4:20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.
4:21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

f. Entraría a Jerusalén como un rey, montado sobre un asno: 520 a 480 a.C.

Zacarías 9:9 Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.

Cumplimiento:

Mateo 21:1 Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos,
21:2 diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos.
21:3 Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará.
21:4 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo:
21:5 Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, manso, y sentado sobre una asna, sobre un pollino, hijo de animal de carga.
21:6 Y los discípulos fueron, e hicieron como Jesús les mandó;
21:7 y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima.
21:8 Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían en el camino.
21:9 Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!

g. Sufriría una muerte dolorosa y humillante, sus manos y pies serían horadados, echarían suertes sobre sus vestidos, les escarnecerían, seria ejecutado con malhechores, sería sepultado con los ricos, oraría por sus ejecutores, sentiría que el Padre lo abandonó, sus huesos no serían quebrantados, sería herido en el costado: 

Escritó por el rey David quien vivió en 1000-962 a.C aproximadamente: Salmos 34:20 El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado.

520 a 480 a.C. Zacarías 12:10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.

Escritó por el rey David quien vivió en 1000-962 a.C aproximadamente: Salmos 22:1 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?
¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?
22:7 Todos los que me ven me escarnecen; estiran la boca, menean la cabeza, diciendo:
2:8 Se encomendó a Jehová; líbrele él; sálvele, puesto que en él se complacía.
22:15 Como un tiesto se secó mi vigor, y mi lengua se pegó a mi paladar, y me has puesto en el polvo de la muerte.
22:16 Porque perros me han rodeado;
Me ha cercado cuadrilla de malignos; Horadaron mis manos y mis pies.
22:17 Contar puedo todos mis huesos; entre tanto, ellos me miran y me observan.
22:18 Repartieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes.

750 a 680 a.C Isa 53:1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?
Isa 53:2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.
Isa 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
Isa 53:4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Isa 53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Isa 53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
Isa 53:7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
Isa 53:8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.
Isa 53:9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.
Isa 53:10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.
Isa 53:11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.
Isa 53:12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

Cumplimiento:

Marcos 15:34: Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama SABACTANI? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Lucas 23:33 Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.
23:34 Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.
23:35 Y el pueblo estaba mirando; y aun los gobernantes se burlaban de él, diciendo: A otros salvó; sálvese a sí mismo, si éste es el Cristo, el escogido de Dios.
23:36 Los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre,
23:37 y diciendo: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo.

Juan 19:23 Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo.
19:24 Entonces dijeron entre sí: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será. Esto fue para que se cumpliese la Escritura, que dice: Repartieron entre sí mis vestidos, Y sobre mi ropa echaron suertes. Y así lo hicieron los soldados.
Juan 19:28 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed.
19:29 Y estaba allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja, y poniéndola en un hisopo, se la acercaron a la boca.
19:30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.
9:31 Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí.
19:32 Vinieron, pues, los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él.
19:33 Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.
19:34 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.
19:35 Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.
19:36 Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo.
19:37 Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.
19:38 Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús.
19:39 También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras.
19:40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

Mateo 27:57 Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús. 
27:58 Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo.
27:59 Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia,
27:60 y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue.

h. Resucitaría de entre los muertos:

Escritó por el rey David quien vivió en 1000-962 a.C aproximadamente: Salmos 16:10: Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo VEA CORRUPCIÓN.

Cumplimiento:

Lucas 24:1 El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas.
24:2 Y hallaron removida la piedra del sepulcro;
24:3 y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
24:4 Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes;
24:5 y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
24:6 No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea,
24:7 diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.
24:8 Entonces ellas se acordaron de sus palabras,
24:9 y volviendo del sepulcro, dieron nuevas de todas estas cosas a los once, y a todos los demás.

Juan 19. Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.
20. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.

Hechos 13:32 Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella promesa hecha a nuestros padres,
13:33 la cual Dios ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.
13:34 Y en cuanto a que le levantó de los muertos para nunca más volver a corrupción, lo dijo así: Os daré las misericordias fieles de David.
13:35 Por eso dice también en otro salmo: No permitirás que tu Santo vea corrupción.


Conclusión

Estimado amigo o amiga, ahora que has leído lo que Jesús y la Biblia dicen de si mismo, y acerca de las profecías mesiánicas que con miles y cientos de años anticiparon con lujos de detalle la vida de Jesús y su obra redentora, Dios te pone en una disyuntiva, en la cual tienes que preguntarte a ti mismo, como hizo Pilatos junto al pueblo: ¿Qué hare con Jesús llamado el Cristo?, ellos escogieron a Barrabas y rechazaron a Jesús, ¿qué harás tu?

Tu eternidad depende de lo que decidas, si aceptas a Jesús como Único y Suficiente Salvador Personal, si reconoces que él es el Hijo de Dios, que murió por tus pecados y que Dios le levantó de los muertos serás salvo y heredaras la vida eterna, si rehúsas creer que Jesús es el Único Dios Verdadero y Salvador del mundo, serás condenado, la decisión es tuya; Dios ya hizo su parte ofrendando a su Hijo unigénito para que muriera en la cruz por tus pecados, por cuanto todos pecamos y estamos destituidos de la gloria de Dios, y la paga del pecado es la muerte, pero, la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro.

Escoge bien, no como nuestros primeros padres en el huerto del Edén, quienes tenían dos arboles especiales a su disposición, el árbol de la vida, y, el árbol de la muerte (conocimiento del bien y el mal), y su errada decisión trajo la muerte a la raza humana.

No obstante, Dios en su infinita misericordia, diseñó el plan de redención para ti, para que no mueras por la eternidad, sino que heredes la vida eterna a través de Jesús, quien es el camino, la verdad y la vida, y, nadie viene al Padre, sino por él.

El árbol de la vida que es Jesús, esta a tu disposición nuevamente, acéptalo hoy mientras queda tiempo.

Dios les bendiga ricamente.

Erick.

Jeremías 21:8: Y a este pueblo dirás: Así ha dicho Jehová: He aquí pongo delante de vosotros CAMINO DE VIDA Y CAMINO DE MUERTE.

Juan 12:42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga.

12:43 Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.

12:44 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió;

12:45 y el que me ve, ve al que me envió.

12:46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.

12:47 Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo.

12:48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.

12:49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.

12:50 Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada