מֶלֶךְ בְּיָפְיֹו תֶּחֱזֶינָה עֵינֶיךָ תִּרְאֶינָה אֶרֶץ מַרְחַקִּים -Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.

Lucas
23:42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 23:43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

martes, 13 de abril de 2010

La falsa doctrina que enseña Paul Yonggi Cho

Evangelio más Ocultismo: La falsa doctrina que enseña Paul Yonggi Cho
Por Lorenzo Luévano Salas

INTRODUCCIÓN

Paul Yonggi Cho


Paul Yonggi Cho es “Pastor” de la iglesia más grande del mundo, la cual está localizada en Corea del Sur, y es conocida como Cho´s Full Gospel Yoidi Churh. Actualmente afirman contar con más de un millón de omiembros. Esto debe llamar la atención para quienes confunden los números y el éxito con la verdad, lo cual es más claro si notamos que el culto budista de Soka, es mucho más grande que la iglesia de Cho, ya que, cuenta con 11 millones de miembros.

Yonggi Cho, quien perteneciera al budismo, fue, según dice, llamado a predicar el evangelio por el mismo Jesucristo, quien, según él, ¡se le apareció vestido de bombero! Esto ya de por sí nos debe advertir sobre lo que puede haber de oscuro en la secta de Cho, ya que, sus doctrinas, como sus afirmaciones acerca de Cristo, no dejan de ser sino declaraciones heréticas y blasfemas.

PRIMERA REVELACIÓN

En el año de 1992, en el mes de abril, Yonggi Cho cambia su nombre por mandato divino, con el fin de poder unificar a las Asambleas de Dios de Corea. He aquí parte de la revelación que recibió de parte de Dios, donde se le manda dejar de usar su nombre:

“..Estando yo en oración, Dios me señaló que Paul Cho debía morir. Yo necesitaba cambiar mi nombre y convertirme en una nueva persona.. Ese fue uno de mis grandes sacrificios. Así que yo condené a Paul Cho a la muerte.. y fue David Cho quien resucitó..” (1)

No obstante, ahora sabemos que tal revelación es falsa, ya que, “..La revista Charisma de noviembre de 1992 informó, que después de una riña familiar, Paul Yonggi Cho cambió su nombre a David..” (Pastor José A. Holowaty. Tomado de Internet) Aquí tenemos a un hombre que afirma haber recibido un mensaje de Dios. ¿No es esto algo que todo sectario reclama para poder influenciar a las gentes? Desde los días del gnosticismo, hasta la fecha, son cientos los hombres y mujeres que han afirmado recibir mensajes divinos para “restaurar” o “dar inicio” a la “nueva iglesia” que Dios guiará a través de ellos. Nombres como José Smith, Helena White y muchos más, han pasado a la historia como supuestos depositarios de la voluntad de divina para nuestros tiempos. Desde luego, nadie debe dejarse engañar por tales declaraciones. Fue Pablo quien escribió, “….” (Gálatas 1:8) Como veremos, David Cho, o Paul Cho, cae dentro de la categoría de quienes pervierten el evangelio de Cristo.

EVANGELIO MÁS OCULTISMO

Cuando analizamos las enseñanzas que Paul Cho esparce donde se le permite instruir, vemos que es, esencialmente, una combinación del “pensamiento positivo” y la “fórmula de la confesión positiva”. Debemos decir que tales ideas no son exclusivas de Cho, ya que, las mismas se han infiltrado en diversas agrupaciones carismáticas en Estados Unidos y México, debido a que, diversos “evangelistas internacionales” y “Pastores” de mucha influencia, han incluido en sus mensajes tales enseñanzas, y distribuido en sus libros y discípulos a través de diversos países, lo cual es bien conocido como “el movimiento de la fe”. He aquí el ejemplo de tales ideas:

“..Usted crea la presencia de Jesús con sus boca. El está limitado por sus labios y por sus palabras. Recuerde que Cristo depende de usted y de sus palabras..”

Estas palabras representan a todas aquellas doctrinas de los evangelistas como Benny Hinn, Robert Tilton y muchos más. Desde luego, para quien conoce la Palabra de Dios, se percata rapidamente que tales ideas están en franca contradicción con lo que Dios dice. Sin embargo, las enseñanzas de Paul Yonggi Cho van todavía más allá de lo lejos que están las mismas de la voluntad de Dios.

El concepto que distingue a Paul Cho del resto de evangelistas del movimiento de la fe, es lo que el llama como “La Cuarta Dimensión”, y es aquí donde comienzas las primeras muestras de que la doctrina de Cho, para nada es semejante a las doctrinas de los apóstoles de Cristo. Según Cho, “el mundo material representa las tres primeras dimensiones, y está bajo el control de la cuarta dimensión — el espíritu.

“..La primera dimensión, la línea, está contenida en la segunda dimensión, el plano o superficie. Y la segunda dimensión está contenida, y controlada por la tercera dimensión, el volumen o espacio. ¿Quién crea, contiene y controla la tercera dimensión, el volumen o espacio, el mundo cúbico? Usted tiene la respuesta cuando abre la Biblia y lee Génesis 1:2.. Pero si examina el lenguaje original de la Biblia, ese versículo quiere decir que el Espíritu de Dios estaba incubando sobre las aguas, empollando sobre las aguas. Este mundo caótico pertenece a la tercera dimensión. Pero el Espíritu Santo, que está mostrado aquí como incubando sobre la tercera dimensión, pertenece a la cuarta dimensión. Del mismo modo, el reino espiritual de la fe pertenece a la cuarta dimensión..” (2)

Cho afirma que esta “verdad” le fue revelada por el Espíritu Santo, añadiendo los medios para trasladarla a un uso práctico. Él declara que, como seres espirituales, creyentes y no creyentes pueden por igual “crear la realidad y alterarla, por medio de visiones y sueños concretos en su imaginación”. Cho llama a esta proceso, “Ley de Incubación” (La Cuarta Dimensión, pág. 34)

El concepto del pensamiento cuatri-dimensional de Cho no es algo ajeno al ocultismo. En su libro, La Cuarta Dimensión, el cual fue un gran éxito en ventas, Cho hace manifiesta su separación del “cristianismo histórico” y su relación al mundo de lo oculto. Esto también es evidente cuando leemos de los cuatro pasos de la Incubación:

· Visualice una meta definida o una idea específica en su mente.
· Tenga un deseo ardiente por su objetivo.
· Ore hasta que reciba la garantía o la seguridad de parte de Dios, de que lo que usted desea ya es suyo.
· Hable o confiese para que exista, el resultado final.

Según estas ideas, usted tiene la capacidad de crear realidades tangibles en la “tercera dimensión” por medio de una “visualización” en la “cuarta dimensión”. Él afirma que “..Por medio de la visualización y de los sueños, usted puede incubar su futuro y fraguar los resultados, tal como una gallina se sienta en sus huevos y los incuba hasta empollar su cría..” (La Cuarta Dimensión. Yonggi Cho). Es interesante ver que Cho está bien consiente del vínculo que tienen sus conceptos e ideas con el ocultismo, ya que, como lo escribe en su libro, varias religiones paganas basadas en lo oculto también utilizan “el poder de la cuarta dimensión”. Sokagakki ha aplicado la ley de la cuarta dimensión, afirma Cho, y ha realizado milagros; también algunos grupos involucrados con el Yoga, y algunos Monjes Budistas también afirman realizar milagros utilizando la misma técnica. Cho dice que si los no cristianos son capaces de lograr hazañas increíbles por medio de la cuarta dimensión, entonces, los cristianos, usando el mismo medio, deberían tener la capacidad de hacer lo mismo y mucho más que eso.

Paul Yonggi Cho (quien recientemente cambió su nombre a David Cho), recomienda visualizar una idea, llenarse de ella, hasta el punto que él llama “incubar nuestro subconsciente”, a través de visiones o visualización (creación de imágenes en nuestra mente dirigidas hacia una meta específica), y sueños. Según él, nuestro subconsciente es nuestro espíritu y éste está conectado con la cuarta dimensión, el mundo espiritual (el mundo de lo oculto). Ya que el mundo espiritual se halla constantemente dándole forma al mundo físico e influyendo en él, tenemos poder para transformar aquél y también el ámbito material. Es decir, que la realidad física puede ser alterada de acuerdo con los deseos visualizados. Por imaginar en nuestra mente subconsciente la que deseamos, de algún modo penetramos y manipulamos la cuarta dimensión o mundo espiritual para permitir a Dios que efectúe milagros para nosotros en la tercera dimensión, o mundo material.

La verdad es que Dios no enseña en la Biblia que hay que alcanzar tal grado de consciencia, sino que confiemos en Él y Su Palabra.

LO QUE ENSEÑA LA BIBLIA:

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. – Filipenses 4:6

¿No será que aquellos líderes que están introduciendo la filosofía de la visualización creen haber encontrado un mensaje importante para predicar cuando en realidad desconocen lo que están enseñando sea por ignorancia o por error doctrinal?

Muerte en la olla

En II Reyes 4: 38-41 se narra el acontecimiento cuando Eliseo y sus hombres son librado del veneno de unas calabazas silvestres 38 Eliseo volvió a Gilgal cuando había una grande hambre en la tierra. Y los hijos de los profetas estaban con él, por lo que dijo a su criado: Pon una olla grande, y haz potaje para los hijos de los profetas. 39 Y salió uno al campo a recoger hierbas, y halló una como parra montés, y de ella llenó su falda de calabazas silvestres; y volvió, y las cortó en la olla del potaje, pues no sabía lo que era. 40 Después sirvió para que comieran los hombres; pero sucedió que comiendo ellos de aquel guisado, gritaron diciendo: !!Varón de Dios, hay muerte en esa olla! Y no lo pudieron comer. 41 El entonces dijo: Traed harina. Y la esparció en la olla, y dijo: Da de comer a la gente. Y no hubo más mal en la olla.

Hoy día muchos colaboradores en los ministerios de Dios pretenden servirle al pueblo de Dios “calabazas silvestres” (Doctrinas extrañas) en la olla (Evangelio servido a los hijos de Dios), aprovechándose del hambre en la tierra (comezón de oír) y esta ignorancia del criado de obtener ese terrible veneno pues no “sabía lo que era” se parece a aquellos que están introduciendo muerte dentro del pueblo de Dios introduciendo falsas doctrinas y enseñanzas como la Visualización, Falsa Prosperidad, Negocio del evangelio etc. Tiene que venir el trigo de Dios por medio de los profetas a traer el trigo (abundancia, prosperidad en conocimiento que proviene de la vida en resurrección) de Dios para anular el veneno de los que por ignorancia casi aniquilan al pueblo. Esta verdad la traigo ya que me preocupa la manera en que se está introduciendo las enseñanzas budistas y ocultistas en las iglesias cristianas de hoy día.

La orden del día dentro de muchos templos cristianos hoy día es “Visualiza lo que deseas y en eso te convertirás”, “Visualísate sano, prospero… y todo se ejecutará…” dándole poder a la mente del hombre de categorías ilimitadas.

Esta enseñanza orienta no va de acuerdo a la Palabra de Dios quien nos exhorta a “PEDIR” “ROGAR” “HACER CONOCER” nuestras peticiones delante de Dios quien tiene la palabra final en su respuesta. Por ejemplo, vemos un Pablo pidiendo constantemente la respuesta de Dios en un aguijón que atormentaba su carne:

7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. II Corintios 12:7-10

Vemos que en la iglesia de Dios no se usan métodos de autosugestión para no participar de aflicciones terrenales. Bien Pablo pudo haber dicho: “Hermanos, aunque tengo un aguijón que me aflige la carne… tengo en mi interior un sueño encubado de ser sano que en algún momento dará a luz un cuerpo sin aflición…” “Todo está en confesarlo… creerlo… repetirlo… y al final me convertiré en eso…”

Esa es la enseñanza de muerte que se bate en la olla de los mega ministerios de hoy día. Por un lado pretenden predicar a Cristo y por otro sirven cosas extrañas y de muerte. Nececitan del trigo de Dios (El conocimiento que surge de la nueva vida en resurreción que proviene de Dios) Pero para eso tienen que morir a los deseos de esta tierra y así recibir herencia celestial.

De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. – Juan 12:24

Todo lo que se bate en el ministerio de Dios debe ser fruto de resurrección y de acuerdo a las cosas celestiales

Los líderes dentro de la iglesia que utilizan la Biblia para apoyar la práctica oriental de la visualización a menudo tienden a sonar muy lógicos. Por eso el pastor Yogui Cho a vendido millones del libro: “La cuarta dimensión”. Pero no podemos olvidar el trasfondo de “Chamán” que poseía este hermano.

¿Cuál es la diferencia entre la fe y la visualización?

La fe que describe la Biblia es la manera como el creyente conoce al Dios Todopoderoso y reconoce su dependencia de él. Sabemos que Dios es rico porque la Palabra lo revela. Todo lo que conocemos de Dios es por medio de la Palabra y por medio de las cosas hechas. Dios se nos revela como el Padre del cual somos todos sus hijos. Todas las cosas buenas provienen de Dios. Y todo lo que poseemos le pertenece a Dios.

Como creyentes renacidos sabemos que tenemos que ir a Dios para prosperar en todos los sentidos. La base de nuestra prosperidad proviene de Dios. Aquí es donde está el dilema. ¿De dónde obtenemos la prosperidad? ¿De la oración con fe en la Palabra de Dios? ¿De la oración con fe en lo que Dios ha prometido? O ¿Poniendo todo nuestro esfuerzo mental, físico y espiritual para alcanzar algún bien terrenal? ¿Para satisfacer qué? ¿Nuestro ego? ¿Nuestro bolsillo? ¿Nuestro vientre? O ¿VERDADERAMENTE TENEMOS UNA NECESIDAD?

La fe se define:

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. – Hebreos 11:1

Sin embargo, esta no es la fórmula para darle rienda suelta al corazón para utilizar los poderes invisibles que ofrece el enemigo para alcanzar las metas. Sino que es una invitación que hace Dios a creerle a él que lo que pedimos el lo puede y quiere dar si surge de un corazón limpio de nuestra parte.

Dice:

Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. – Lucas 11:9

Nuestra inquietud, petición, súplica, ansiedad tiene que ser depositada en Dios quien tendrá la Palabra final sobre lo que le hemos planteado en reverencia y ruego. Tener fe es cooperar con Dios.

Esto es la fe. Ir al Dios invisible confiando en que él puede afectar el mundo visible con su eterno poder.

¿Cuál es la diferencia de la Visualización y la fe?

La visualización se presenta como un esfuerzo humano donde el hombre utiliza todos los recursos mentales, espirituales y físicos para obtener un bien. Es una autosugestión que el hombre elabora creyendo que afectará su mundo físico por el método que emplea. En vez de “pedir para recibir” Utiliza la idea de: invocar, llamar, repetir, auto convencerse, autosugestionarse, enumerar, detallar, describir con la mente etc.

En otras palabras, ahora, con este método oriental en vez de ir a Dios y presentar mi petición con fe en la abundancia que él posee. Yo mismo crearé una idea interior que estará latiendo constantemente en mi mente donde cada día repetiré ese sueño para lograrlo. Mas que tener fe en cooperación con Dios se convierte en una manera de querer auto suplirnos a toda costa de lo que nuestro corazón desea.

Dios no necesita tu fe para darte lo que tú necesitas. Tú necesitas la fe para obtener lo que Dios te quiere dar.

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos , según el poder que actúa en nosotros – Efesios 3:20

El corazón del hombre está minado constantemente en esta tierra por malas intenciones de: avaricia, lujos, poder, etc.

Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. – Rom 8:26

Allí es donde la visualización puede ser mortal. Cuando las personas en su egoísmo comiencen a querer dominarlo todo para satisfacer sus deseos y caprichos.

El pastor Cho reclama tener la iglesia más grande del mundo. Sin embargo, ¿Será capaz de visitarlos a todos personalmente? Será capaz de amarlos a cada uno? O simplemente pasa y predica sonriendo a la multitud y luego se va. Sin embargo, en Jesucristo vimos un ejemplo de integración social donde se movía a las casas de los necesitados personalmente. Mas que ser un predicador de lejos era un amigo y pastor.

Oremos para que nuestra oración siempre sea, “Padre nuestro que estás en los cielos…hágase tu voluntad…” En vez de, “Que el Cadillac tenga aros niquelados, asientos en piel, full botón, aire acondicionado… Esto se trata de un problema de actitud irreverente

La manera de dirigirnos a Dios está declarada en la Biblia:

He aquí, como los ojos de los siervos miran a la mano de sus señores, Y como los ojos de la sierva a la mano de su señora, Así nuestros ojos miran a Jehová nuestro Dios, Hasta que tenga misericordia de nosotros. – Salmo 123:2

En la visualización se pretende con otra clase de confianza hacia Dios.

¿Cómo debemos orar?

Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 3 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal. – Lucas 11

Con la visualización esa clase de oración no específica carece de valor. Pues según ella para que Dios responda rápida y eficazmente es necesario detallar cada pedido sino Dios no se ve en la obligación de responder la oración.

Por ejemplo, En vez de pedir “el pan nuestro de cada día”, debemos orar “Que el pan sobre mi mesa sea marca “Pepin”, que tenga pasas incluidas y que posea mantequilla…” Esa clase de oración es una burla a la misericordia de Dios. Creo que Dios es Rey y debemos dirigirnos a él como tal. ¿Cómo nos dirigimos a un Rey? Con reverencia. Reconociendo que él es más alto que nosotros. Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. – Salmo 40:1

Si Dios se inclina hacia ti es porque tu condición es más baja que la de él. Pero en la visualización esa clase de relación es sustituida por una actitud de creerse autosuficiente capaz de granjear sin respeto alguno las cosas celestiales

Sobre la pobreza y la riqueza:

2 Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, 3 y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; 4 ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos? – Santiago 2

¿Elimina la iglesia la pobreza?

Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros – Juan 12:8

Conclusión:

En cuanto a David Yonggi Cho, nos damos cuenta que la fórmula recomendada no es precisamente bíblica, sino que se parece fuertemente a la de los budistas, hinduistas, etc. Y yo espero que esto se pueda deducir de las citas mencionadas. El pastor Cho llegó a sus opiniones porque una secta budista hacía mejores milagros que su propia iglesia, y buscó la respuesta de por qué era así. A este respecto, propone que los milagros son necesarios, de manera que las gentes puedan ver que Dios es poderoso, y entonces puedan disponerse a creer. A pesar de todo, el Sr. Cho es muy ensalzado, citado y puesto como ejemplo. Escribe cosas buenas; pero constantemente mezcladas con opiniones muy contrarias a la Biblia, (mezcla el evangelio con el ocultismo) y frecuentemente budistas; y éstas son las que mayormente se citan por otros cristianos.

¿A comparado alguno de los libros y manuales de Paul o David Yonggi Cho? Definitivamente debe tener cuidado con las doctrinas que los mismos promueven. Lamentablemente, muchos ya están dejando de predicar “el evangelio clásico” (Como llama Yonggi Cho al evangelio bíblico), con el fin de llegar a obtener la riqueza, el prestigio, la fama y el éxito con el que Yonggi Cho seduce a infinidad de creyentes en el mundo. ¡Cuidado con el ocultismo de Paul Yonggi Cho!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, éste analisis (a mi juicio) es de un teólogo conservador y esa es la razón por la que comenta de esta manera. Yo, soy conservador, pero no me cierro al criterio amplio. No quiero decir con esto que acepto la filosofía induista o sectaria, no, de ninguna manera, pero, debemos ser mas amplios en descubrir y escudriñar la Palabra de Dios. En sintesis: Los conservadores hemos sido un extremo, los Neo-pentecostalistas el otro, pero debemos tomar ambas posturas para analizar exautivamente y NO CRITICAR prejuiciosamente.

Alexander Perez dijo...

HNO ANONIMO USTED COMO QUE ESTA A PUNTO DE SER CONVENCIDO POR CHO ESE ANALISIS DEL HNO QUE ESCRIBE ESTA EXCELENTE DEBEMOS DENUNCIAR A LOS APOSTATAS PARA QUE EL PUEBLO QUE ESTE SIENDO ENGAÑADOS PUEDAN ENTENDER QUE ESTAN COMIENDO COMIDA PICHE Y RECALENTADA VIVE CRISTO Y VIENE PRONTO DENUNCIA A LOS OCULTISTAS Y APOSTATAS

Publicar un comentario en la entrada